4 años de la peatonalización de la calle Mercaderes
Un hito que marcó a la ciudad de Arequipa e hizo de ella una ciudad moderna.
Publicado de Jul 3 2013

Una vía para todos: Calle Mercaderes, segunda cuadra. (Foto: Susan Cornejo)

Jaime Huamaní es arequipeño de nacimiento, en su juventud, fue a estudiar a otra ciudad, se casó y formó una familia, luego de 15 años regresó a Arequipa. Él junto a su familia disfrutan de un helado en plena comodidad de uno de los patios de comidas más concurridos de la calle Mercaderes en pleno centro de la ciudad, y lo mejor de todo, no hay bulla ni humos excesivos emitidos por los vehículos que perturben su estadía. Lo que, tal vez, Jaime no recuerde es que en donde él se encuentra sentado ahora mismo, hace 4 años tan solo era una playa de estacionamiento con piso de tierra y en mal estado en medio de ésta caótica calle. “A penas llegué quise pasear y recordar Arequipa, cuando ingresé a la calle Mercaderes, no sabía si estaba en la ciudad correcta o en otra. Ahora luce más moderna y ordenada”.

Esta calle, tal como lo afirma Jaime, ahora luce distinta. Hace 4 años, no contar con el apoyo de un importante sector de la ciudadanía, no impidió que el entonces Alcalde Simón Balbuena decidiera transformar por completo y peatonalizar, con un diseño amigable para la gente y el medio ambiente, la calle Mercaderes. Por sus 4 cuadras nunca más pasaría vehículo alguno.
“En su momento todos los que teníamos nuestro negocio estábamos en desacuerdo. Las ventas bajaron terriblemente durante la etapa de construcción, el polvo, la tierra, todo malograba nuestra mercadería”, señala doña Guadalupe Vásquez, quién ahora cuenta con 3 tiendas de ropa masculina a lo largo de toda esta calle, “La peatonalización ha sido la mejor decisión que un alcalde haya podido tomar en Arequipa. La gente ahora camina, se distrae y de paso mira nuestras tiendas. Las ventas han mejorado enormemente. Ahora ya no nos preocupamos del humo que ensuciaba nuestras prendas constantemente”.

En Mayo del 2009, el ex alcalde Balbuena junto al presidente de la región de Arequipa, presentaron y entregaron a los ciudadanos esta zona peatonal libre de vehículos en toda calle Mercaderes. Este proyecto fue inspirado por los espacios públicos peatonales de Quito y Guayaquil en Ecuador, y de Bogotá en Colombia, lugares que fueron visitados por las autoridades de Arequipa durante un viaje facilitado por EMBARQ.

A 4 años de esta acción, los ciudadanos se encuentran más que satisfechos, algunos sugieren a las autoridades peatonalizar más calles aledañas al centro, “esto es muy beneficioso para la ciudad y para todos, por ejemplo, ahora ya no se estropean con el humo las casonas turísticas que tenemos, así podemos seguir manteniendo el titulo de patrimonio cultural de la humanidad que tiene Arequipa. También beneficia a las personas discapacitadas y a nuestra salud en general. Los arequipeños nos hemos vuelto flojos y caminar un poco es beneficioso, deberían hacer lo mismo en las calles contiguas a esta.” Indica el Sr. Raúl de 40 años quién prefiere tomar esta vía y caminar hacia su trabajo todos los días “Lo malo es la gente que no tiene respeto alguno, tiran basura al paso, no cuidan las plantas, en fin, ese es un problema que ya viene de nosotros y debemos mejorar” añade señalándome la acción de un peatón arrojando un desecho al suelo.

Toda esta reestructuración de la calle Mercaderes, comprendió el alcantarillado, cableado subterráneo, plantación de árboles y la recuperación monumental de la calle Mercaderes donde prevalecen construcciones con sillar, piedra volcánica color blanco que caracteriza a Arequipa, así como la instalación de semáforos inteligentes que la ciudad tuvo por primera vez.
Es necesario recordar que la peatonalización de la calle mercaderes fue considerada como el mejor diseño urbano dentro de la categoría Urbanismo, en el marco de la XIV Bienal de Arquitectura Peruana realizada en agosto del 2010, lo que significó un gran logro, no solo para los desarrolladores de la obra, sino para toda la ciudad entera.
Jaime Huamaní, no tiene dudas de que Arequipa es una buena ciudad para que sus hijos crezcan en armonía y seguros. Ahora que ve a sus niños correr libremente en la nueva calle Mercaderes, con que nunca imaginó encontrar peatonalizada y moderna, su decisión se fortalece.

Texto y fotos: Susan Cornejo.